Buenas prácticas lectoras

El universo de internet nos ofrece, como docentes, una infinidad de recursos y ejemplos de cómo potenciar la atracción por la lectura en nuestros alumnos. Entre tales ejemplos son de enorme valor las buenas prácticas lectoras ya desarrolladas en cualquier parte del planeta, sobre todo, aquellas que tienen su aplicación en el aula o están dirigida a un público adolescente, entre el que se encuentra el alumnado de educación secundaria.

A partir de gestores de contenidos como Pinterest podemos ir acumulando ejemplos que pueden sernos de utilidad en cualquier momento. Nuestro archivo web de buenas prácticas lectoras puede visitarse a través del siguiente enlace:


https://pin.it/a45ktmwvgmf5st

Las primeras buenas prácticas lectoras seleccionadas son experiencias mostradas en el aula. El proyecto de 'El aula del tiempo' llevado a cabo por el IES Avempace fue una de las prácticas que más atracción me ha producido, por tratarse de un proyecto global, innovador en su planteamiento, pero a la vez tradicional en su aplicación en el aula. Tales características también las comparte 'El reto lector del verano', del Ayuntamiento de Oliva, que a través del juego y la competición sana promueve lo que es, para mí, una iniciativa necesaria: la lectura de los jóvenes en su tiempo libre y, sobre todo, en las vacaciones de verano. 

Del mismo modo, he recogido en mi selección la labor divulgativa de Sebastián G. Mouret que desarrolla en su canal de Youtube 'El coleccionista de mundos'. Mediante sus reseñas logra atraer a muchos jóvenes a libros de todo tipo, expresándose en su lenguaje y mediante un uso exquisito de la comunicación audiovisual.  

Comentarios